martes, 5 de abril de 2011

¿Qué esperamos?

video

.....¨y empecé a comprender que la vida son dos días y que el miedo no te deja andar ni ver.¨

¿Qué esperamos para empezar a vivir?

7 comentarios:

  1. Hola querida amiga para derrotar a los monstruos del pasado ,hay que echar todas tus fuerzas, tus ilusiones. tus ganas de vivir y tus ganas de ser feliz, no es facil porque el miedo te atenaza pero si posible, y esto lo aseguro porque yo lo he conseguido , por supuesto gracias a esas personas que me han ayudado y gracias a mi propia fuerza y ganas de ser feliz, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola querida amiga,

    Es posible y lo has conseguido gracias a tu constancia, perseverancia, fuerza y por nunca perder la esperanza de que era posible.

    Un abrazo enorme de tu amiga que guarda la llave de la caja muy cerca de su corazón....Teresa

    ResponderEliminar
  3. Gracias Teresa por la calidad de tus entradas, me encantan. Acabo de descubrir esta canción, el cuento del rey y su anillo y la regla de las 24 horas.

    He puesto varios enlaces en mi twitter a tu blog para que haya más gente que tenga la "buena suerte" de encontrarte.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  4. Hey gril, I guess there are no coinciddences in the date and message,I hvae been wiating to respond beuase of my word salad but I am no longer ashamed of it. I am no longer waiting for a damn thing except to seek help and get healthy. I love you and will need your help a lot next cuople mnoths. Awlays yuor little hrad haeded sister.

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuel,

    Me alegra muchísimo saber que te gusta mi blog y que lo estás compartiendo. Gracias!!!

    Que bien nos cuidamos los de ¨la tribu¨ :-)).

    Un abrazo enorme...Teresa

    ResponderEliminar
  6. Vivian,

    Always have, always will be there for you!!!

    Love ya...Tere

    ResponderEliminar
  7. Según la biología quien dejó de crecer está muriendo. Supongo que lo de empezar a vivir es una expresión metafórica, y está muy bien, al menos anima y huyenta el pesimismo.

    ResponderEliminar